Santiago Cuesta López, director general del clúster nacional para minería sostenible en España, es el representante español en el comité de expertos de la Comisión Europea encargado de buscar una solución a la crisis de las tierras raras. En una entrevista con 20minutos, ha declarado que es necesario explotar “de manera sostenible” las tierras raras y materias críticas que existen en Europa para evitar depender de otros continentes.

“Las tierras raras son unos elementos que precisamente se bautizaron así porque son poco abundantes en la corteza terrestres”, detalla el experto, que señala su peculiaridad al tener “propiedades muy especiales a distintos tipos de materiales”. Y pone el ejemplo del neodimio, sin el cual “no podríamos fabricar imanes permanentes, de alta potencia”, y sin ellos no podrían generarse “altos campos magnéticos” como los presentes en resonancias magnéticas nucleares. “Tampoco podríamos tener los motores de los molinos de viento para generar energías renovables, o los motores para patinetes eléctricos”

El problema es que los países europeos no aprovechan las materias primas y tierras raras que poseen en sus territorios. Sin ir más lejos, España tiene bajo tierra el 10% de las reservas mundiales de tungsteno en Salamanca y Castilla, y el mismo porcentaje de las de wolframio, que “se exporta a otros países para que nos lo devuelvan transformado más tarde”. “Hace falta una visión de las materias primas totalmente nueva, que incluya la minería, pero siempre sostenible, con nuevas tecnologías y circularidad”

Haga click aquí para ver la noticia completa